Moonwalking Pabs

“She says I am the one, but the kid is not my son”

Estoy haciendo una animación para un projecto de un personaje haciendo el ‘moonwalk’. Cuando lo terminé, decidí hacer uno de mi también. Tengo que admitir que hice trampa. Tuve que copiar los movimientos de un video de MJ que encontré en YouTube.

Yahoo Translate:

I’m doing an animation for a project of a character moonwalking. When I finished it, I decided to make one of myself too. I have to admit that I cheated. I had to copy the dance moves from a MJ video I found on YouTube.

Foto, foto, foto!

“Instagram pics are square, we should ALL be in the middle!”

 

Me he dado cuenta que Facebook está lleno de fotos en las que salimos encurvados, en posiciones poco convencionales. Esto es porque, en cuanto alguien saca una cámara, todos reaccionamos acercándonos al centro, luchando por un espacio dentro de la foto… aún cuando ni es necesario. Y… ¿por qué tienen todos que pretender que están felices? ¿Por qué nadie retrata lo aburrido de la fiesta?, ¿o lo tanto que se odian unos a los otros, ó cuando Juanita tiró mierda y media de Chonita cuando fue al baño?… No, mejor hay que hacer caras de patos, enseñar un poco de tetas, lucir esa cadena de plástico dorada que te dieron en la entrada y hacer el signo de la paz… si.

Google Translate:

I’ve noticed that Facebook is full of photos of ourselves in unconventional positions. This is because, when someone pulls out a camera, we all react approaching the center, fighting for a space within the picture … even when it isn’t necessary. And… Why do we have to pretend to be happy for the pic? Why no one portrays the boring party? or how everyone hates each other? Or when Juanita talked shit about Chonita when she was in the bathroom? … No, we should better do duck faces, show some tits, show off that plastic golden chain they gave you at the entrance and make the peace sign… yeah.

Image on 9GAG: http://9gag.com/gag/4283043

El Ping Pong me hace más productivo.

Hot Summer Short Shorts!

En mi oficina pusieron una mesa de ping pong para que los empleados tengamos un poco de entretenimiento.  Esto lo hicieron siguiendo la teoría que dice que el darle mini tiempos libres al personal ayuda a la productividad y eficiencia, ya que libera el estrés y mantiene una mente enfocada.  Tengo que admitir que conmigo ha funcionado; ahora soy más eficiente chismeando en el Facebook, chateando en el MSN, poniendo estupideces en Twitter, bajando música pirata, contestando cadenas de correos, actualizando mi blog, etc.

Gracias Directores Ejecutivos de mi empresa, ¡ahora soy una persona más productiva!

Fumigando la oficina.

Fumigando la oficina
¿Cómo haces que un dibujo huela feo? Con moscas y rayitas curveadas verticales alrededor.

Desperté derepente a las 8:28 am.  Yo soy de los que despiertan siempre asustados, temblando, nervioso sin razón.  Esta vez si tenía motivo, mi alarma la había puesto en PM en vez de AM y nunca sonó.  Y así, en las pobres condiciones en las que me encontraba, me vine volando al trabajo.  Estoy fumigando las instalaciones con mi fétido olor y dejando rastros de grasa de mi pelo en todo lugar que me recargo… dios, esto solo me hace extrañar tanto Europa.

No me quieres ver enojado.

Bien pinche enojado
Tamaño real.

Me considero una persona bastante razonable; trato siempre de ver ambos lados de la moneda y ponerme en los zapatos de aquel que discute conmigo.  Regularmente intento ser calmado y arreglar las situaciones de una manera pacífica.  Cuando empiezas un debate conmigo verás que soy bastante flexible y hasta juguetón; siempre estoy dispuesto a tener una saludable discusión.  Pero, ten cuidado, no me empujes muy lejos; todos tenemos nuestros límites.  El calmado, razonable y mediador hombre con el que hablas puede convertirse en el mismísimo demonio si tus puntos son solo los chillidos de un testarudo, niño fresa que su mami todo se lo dio y cree que siempre tiene la razón.  La noche de este sábado tuve dos encuentros distintos con dos de estas criaturas.  Traté de resolver los problemas de una manera civilizada con ellos, pero nuestra discusión se transformó en un bárbaro escándalo en cuestión de segundos.  Y es que, yo no tengo puntos intermedios, no hay una escala de grises en mis emociones, o estoy relajado o estoy sumamente alterado.  El yo enojado usa palabras como dagas y las lanza sin piedad.  Digo cosas de las que me arrepiento en el mismo momento del que salen de mi boca. Y no me importa que sea un toro con el que discuto, o un grupo de diez motociclistas… ni siquiera si es una mujer; yo te diré cosas horribles, te haré diminuto, tendrás pesadillas con mis palabras; atacaré tu autoestima, haré todo lo posible por humillarte. Se que debo aprender a controlarme, se que estoy mal… pero por lo pronto, no me lleves a ese límite por favor.  Entiende que la estás cagando.

Breve nota:  Si tu no tienes nada que ver con la discusión, te recomiendo hacerte a un lado cuando me vas así, pues seguro te toca algo a ti también.

El porno mató mi PC

El porno mató mi PC
Kleenex y cremita, no pueden faltar.

Creo que por bajar tanta pornografía en línea, mi laptop tuvo una sobrecarga de virus y explotó.  Todos me dicen que debo comprar una Mac, pero, ¿acaso las Macs son inmunes a las perversiones de BDWC, Ballooning, BBW, MILFs, Brazilian Farts, Bondage, DP, Femdom, POV, Gonzo, Deep Throat, etc, etc…?  Obvio no.

Te quiero prender en llamas pero estás muy lejos.

Flames
¡Ahora si puedo encender mi boiler sin miedo a quedarme sin cejas!

El ingenio de la humanidad no tiene límites.  En cierto momento nos dimos cuenta que una manera eficiente y cruel de acabar con nuestros enemigos era prendiéndolos en fuego.  El problema era no encendernos a nosotros mismos en el proceso.  ¿Qué  hicimos? Inventar un aparato que lance flamas desde lejos.  Oh, los avances de la tecnología.

Amor de 5 segundos

Amor de 5 segundos
Kit & Herbie

Me he enamorado tantas veces esperando el cambio de luz del semáforo.  Pasiones fugaces, de cinco a diez segundos de las que el único partícipe fuiste tú y tu fantasía sobre esa persona esperando la luz a un lado tuyo.  Te imaginas como es, su manera de hablar, de besar; la vez tomando tu mano, susurrando a tu oído, sonriendo mientras te cobija en sus brazos.  Disfrutando del silencio, jugando con caricias, mordiscos y pellizcos en un lugar donde las mentiras, engaños y decepción no existen.

La luz se torna verde y todo se esfuma.  Es probable que llegues a la oficina aun fantaseando de lo mismo, pero la ilusión se desvanecerá con el paso de las horas y la matutina sobredosis de cafeína.

Es  hora de regresar a tu mundana realidad niño.

Salucita!

Salucita!
Si no me miras a los ojos son siete años de mal sexo

Han pasado trece primaveras en las que el alcohol me ha hecho ver las flores en colores más vivos y olerlas con más intensidad. En trece años ha sido evidente la evolución de ver la bebida primero como un juego hasta convertirse en un hábito.

Descubrimientos recientes dicen que el alcoholismo es un problema genético, que es hereditario. Si es así, tal vez tenga que atribuirlo a mi padre, pues a mi madre no la he visto usar el alcohol más que para hacer más dolorosas mis heridas. Mi ma, aparte de lo mucho que ha tenido que aguantar a mi pa, ha sido forzada a lidiar con una nueva generación de amantes del alcohol; mi hermano y yo. Engendros, traídos a un mundo en el que no son bienvenidos. Pequeños adultos que no encuentran su lugar donde los casilleros ya están predispuestos. Que utilizan sus vicios para suavizar el áspero camino.

Aunque se que la primera señal de un problema es la negación, no me considero alcohólico. Soy eso que en los perfiles de Internet llaman “Bebedores ocasionales” o “Social Drinker”; una clasificación especial para aquellos que creemos no estamos tan mal como lo que presenciamos en casa. La fruta que se apetece por su roja cáscara pero de interior podrido.

Mi primer contacto con el alcohol fue la cerveza, bebida de los dioses; aunque no creo los dioses tomen de la marca que yo probé. Como es común, mi primera reacción fue de desagrado. Era repugnante, el sabor amargo era insoportable. Pero aun así, lo bebí, como un mandato divino que no podía evitar. Con el tiempo el sabor pasó de ser desagradable a placentero y de ahí a satisfactorio. El alcohol dejó de de ser una obligación social y se hizo una necesidad física.

Mi primera borrachera grave fue con una combinación de vodka barato y jugo de naranja Tampico. El alcohol fue vaciado dentro del galón de plástico, combinado para tomarse justo del envase. Esa fue también la primera vez que desperté sin recordar que había ocurrido la noche anterior y la primera ocasión (y espero la última) en la que amanecí dentro de un bote de basura. Desde entonces no puedo probar el ácido sabor de los jugos Tampico o Tropicana, pues me dan malos recuerdos de esa noche. Uno aprende a golpes. Uno despierta a patadas.

De ahí, todo ha ido cuesta abajo. El alcohol ha sacado lo peor y mejor de mí. Me ha hecho declarar mi amor a mis amigos y mi repudio hacia todos los demás. Ha logrado dejar mi ego a un lado y a la vez creerme invencible. Me ha hecho llorar y reír, ceder y mandar, me da valor y me ahoga en la tristeza; ha dejado que mi disparidad de personalidad choque en público.

Brindo por el alcohol, por todo aquello que me ha hecho vivir y me ha ayudado a dejar atrás.

Esta nota fue escrita originalmente en Agosoto del 2009, estando en Madrid, sólo, en mi piso (como le llaman a los depas allá) después de botella y media de vino.

Parkeado en el mol

Parqueado en el Mol
El mol

Los sábados, en la tarde, cuando me aburro, disfruto ir al centro comercial más concurrido, encontrar un estacionamiento, salirme, alejarme unos 10 metros del carro y dar la vuelta de regreso.  De ahí, dejo que otro que busca estacionamiento me vea acercarme a mi auto, abro la puerta, saludo a la persona que ya ha a puesto su luz de vuelta esperando a que me retire, me subo y me acuesto un rato.  Después de un tiempo la persona pita el claxon; después del segundo pitido volteo y le indico que no voy a ningún lado.  Enfurecida, la persona se va echando lumbre… ¡Perdón, pero nadie dijo que ya me iba!

Me bajo y repito todo el proceso, una y otra vez, hasta que me aburro de nuevo.

Gym Morrison

Gym Morrison
No pain, no gain.

No hay atajos para evitar la inflamación de panza y cachetes.  Ni unas pastillas milagrosas, ni fibra y linaza, vómito instantáneo o el divino bisturí van a lograr lo que una buena alimentación y ejercicio pueden hacer… pero, ¿quién tiene tiempo para eso?

Bueno, hoy empiezo a darme un espacio para ello; voy a entrar a un gimnasio.  Creo que la vida de fiesta y alcohol que he llevado últimamente debe tener un ligero descanso.  A ver cuanto me dura el chiste…. no soy muy afán de los largos compromisos.

Oreo Killer

Oreo Killer
Me rasuré… y me di cuenta que tengo cara de gordito.

No tenía ni un centavo y moría de hambre, así que llegué a la tienda, me robé unas galletas de chocolate y tuve que matar al cajero en el proceso. Habiendo terminado mis deliciosas galletas me di cuenta de lo estúpido que había sido… Así que tuve que ir a otra tienda y matar a otro empleado… había olvidado la leche.

No tenía dinero, y tenía mucha hambre, así que llegué a la tienda, me robé unas galletas de chocolate y tuve que matar al cajero en el proceso. Habiendo terminado mis deliciosas galletas me di cuenta de lo estúpido que había sido… Así que tuve que ir a otra tienda y matar a otro empleado… había olvidado la leche.

Todo se ve ‘cute’ en patines.

Todo se ve cute en patines
Svásticas, cacas y pitos!

Tengo la teoría de que todo se ve, perdonen mi anglosajonismo, ‘cute’ en patines.  No importa lo desagradable y ofensiva de la imagen, ponle una sonrisita y unos patines y se verá lindo.

“Oh it looks so cuteeeee!”

Remedio casero para firmes senos.

3rd. Degree Rug Burn
Fishy!

El paso del tiempo y la maternidad son las principales razones por las que los senos se vuelvan flácidos.  Para evitar esto, aparte de usar un sostenedor adecuado, dedes bañarte con agua fría.  Si te desagrada el agua fría, entonces puedes masajear tus senos diariamente con cubitos de hielo.

Si te preguntas que tiene que ver esto con la imagen que puse o el porque de esta publicación, estás igual que yo… no entiendo.  Pero no, lo que menos quieres para mantener tus senos firmes y redonditos es a un enanito colgando de las argollas de tus pezones.